Frutas Prohibidas

Té Matcha: el té a la máxima potencia. Cómo tomarlo y recetas.

Iced Matcha Latte

Breve historia y características principales

El Té Matcha es originario de China, y data de alrededor del 1000 dc, aunque realmente se populariza en Japón alrededor del 1200, introducido por un monje y siendo utilizado en sus comienzos como parte de los rituales ceremoniales de los monasterios budistas. Poco a poco, este superalimento fue adoptado primero por las clases altas japonesas, para finalmente popularizarse de forma general entre el pueblo japonés. Actualmente es muy usado no solo como bebida, sino en repostería, helados, platos de alta cocina, batidos, zumos, etc.

 

Matcha Tea
Presentación del té Matcha

El Té Matcha se presenta en forma de polvo, que se obtiene tras moler las hojas de un tipo de té verde; a diferencia de otros tés que se infusionan, este se disuelve directamente aprovechando todo su potencial nutritivo. En comparación con un té verde corriente, una taza de Matcha aporta una concentración de nutrientes 10 veces superior. También posee L-teanina, un aminoácido que mantiene la mente despierta y favorece la concentración, a la vez que nos sumerge en un estado de relajación y disminuye nuestra ansiedad. Estos últimos efectos eran los que hacían de esta bebida idónea para meditar en las largas ceremonias budistas que comentábamos anteriormente. Este alimento estimulante además es un potente antioxidante, y gran fuente de clorofila, emplazándolo como elemento de referencia en dietas depurativas, detox y enfocadas a realzar belleza, salud y armonía física y mental.

Existen distintas formas de preparar el Té Matcha, y su versatilidad radica en que al ser un polvo soluble en prácticamente cualquier líquido, posee infinitas presentaciones de degustación. En su versión más clásica, añadimos 5grs de Té Macha a 30ml de agua caliente, removiendo bien con una varilla de bambú (o una cucharilla de café, aunque puede que tardes un poco más) hasta hacer desaparecer los grumos, y después añades más agua al gusto, dependiendo de lo fuerte que se desee. A partir de esta preparación sencilla, el límite lo pones tú. En Frutas Prohibidas lo encontrarás en distintas presentaciones que comentamos a continuación.

Recetas

Vamos a empezar por el clásico Matcha Latte, en el que lo mezclamos con leche vegetal para obtener una bebida muy propicia como desayuno, sola o acompañando de nuestra segunda receta, un energético Açai Bowl con Açai, plátano, bayas de goji, piña, frutos rojos y como no, también té Matcha, en un interesante cocktail de superalimentos con el que empezar el día.

Matcha Latte Açai Bowl
Matcha Latte Açai Bowl

Si prefieres, también tienes la opción de agregar hielo y disfrutar del tan de moda Iced Matcha Latte.

Iced Matcha Latte
Iced Matcha Latte

Otra preparación que nos encanta es en zumo junto con naranja, jengibre y zanahoria, que además de los beneficios del té, nos va a aportar vitamina c, propiedades antiinflamatorias y expectorantes, haciéndolo ideal para prevenir o aliviar los síntomas de los resfriados típicos de estos días de octubre en los que las lluvias empiezan a estar más presentes. Te sorprenderá la fusión de los sabores orientales del té y del jengibre con los mediterráneos de la naranja y zanahoria.

Matcha, orange, carrot and ginger
Matcha, naranja, zanahoria y jengibre

Por último, te presentamos una textura diferente con la que poder disfrutar de este té: Matcha Latte Frappé, ya sea endulzado o con su sabor original, como postre o a media tarde, pero eso sí, bien frío batiendo la leche vegetal y el hielo hasta llegar al punto en que se deshaga justo al entrar en boca. Simplemente delicioso.

Matcha Latte Frappé
Matcha latte frappe

FrutasProhibidas

Comments (0)

Leave a Comment