Frutas Prohibidas

4 Buenos motivos para aumentar tu consumo de fibra

ensalada elegante

Existen muchas diferencias de opinión en el ámbito de la nutrición; sobre qué se debe comer, cómo, cuánto y cuándo. Pero hay algo en lo que la mayoría (o todos) los especialistas concuerdan, y es que es necesario aumentar la cantidad de fibra en la dieta para mejorar la salud y el bienestar general de las personas.

Las legumbres, las verduras, las frutas, las hortalizas, los frutos secos, las semillas y los cereales integrales, son fuentes generosas de fibra, y al incluir este tipo de alimentos en tu dieta no necesitarás recurrir a productos enriquecidos o suplementos.

judías

La fibra no es absorbida por el intestino, no aporta calorías, y tiene beneficios que son clave para el normal funcionamiento y la salud de nuestro cuerpo. Si bien es muy importante su presencia en nuestra dieta -la ingesta diaria recomendada está entre los 20gr. y los 40 gr.- el exceso de fibra podría llegar a ser perjudicial por su capacidad de arrastrar nutrientes y, afectar por ejemplo, la asimilación de minerales y otras sustancias.

En cualquier caso, las cifras actuales de consumo de fibra son tan bajas, que lo más seguro es que necesites añadir más a tu alimentación. Aquí te contamos por qué. 

1.- Más es menos

Al incorporar a tu plato más alimentos ricos en fibra lograrás ralentizar el proceso digestivo, y disfrutarás de la sensación de saciedad durante más tiempo. Más fibra en tu dieta, se traduce en menos hambre y menos antojos entre comidas, los que normalmente te llevan a escoger productos ultra procesados, altos en calorías vacías, y muy dañinos para tu salud.

2.- Índice glucémico y colesterol bajo control

Consumir alimentos altos en fibra como frutas, verduras, legumbres, cereales y semillas, te ayudará a mantener estables los niveles de azúcar en sangre, y además favorecerá la eliminación de grasas y colesterol, ya que la fibra actúa como una escoba que barre el intestino.

3.- Y por lo mismo…

El aumento de la ingesta de fibra puede ayudar a mejorar los problemas de estreñimiento. Sin embargo, hay que considerar que hay otros factores que también influyen en este tema, como son la hidratación adecuada, la actividad física regular, y los niveles de estrés.

4.- Una microbiota bien alimentada, es una microbiota saludable

Como te contamos en nuestra entrada sobre la chía, la fibra es de vital importancia para tener un intestino saludable. Gracias a su función prebiótica, favorece el crecimiento de microorganismos beneficiosos para la salud de nuestro sistema digestivo (probióticos), contribuyendo así al equilibrio de la microbiota intestinal.

FrutasProhibidas

Comments (0)

Leave a Comment